Tratamiento Coagulación Plasma Argón

¿Qué es?

La coagulación o ablación con plasma argón (CPA) es una tecnología investigada en la década de los ochenta y su principal indicación es la hemostasia, contando con un 95.5% de seguridad y efectividad, así como en la extirpación de lesiones difíciles del tracto gastrointestinal.

Objetivos

1. Describir la tecnología CPA en la endoscopia digestiva.

2. Determinar las indicaciones clínicas para la realización de este procedimiento a través de la endoscopia digestiva en la población que acude al Instituto.

Marco Legal

Ley 100 de 1993

Ley General del sistema de Seguridad Social en Salud.

Decreto 1011 de 2006

Por el cual se establece el Sistema Obligatorio de Garantía de Calidad en la atención en salud.

Resolución 1441 de 2013

Por la cual se definen los procedimientos y condiciones que deben cumplir los Prestadores de Servicios de Salud para habilitar los servicios y se dictan otras disposiciones.

Ley 1438 de 2011

Por medio de la cual se reforma el Sistema General de Seguridad Social en salud y se dictan otras disposiciones.

Marco Conceptual

El plasma Argón es un procedimiento electroquirúrgico monopolar utilizado en endoscopia digestiva desde 1991(1,2), en el cual se realiza transferencia de energía entre el electrodo y el tejido, sin entrar en contacto con este(1,3); esta transferencia ocurre acorde a las leyes electrofísicas, asegurando la mayor concentración posible de gas entre el electrodo y el tejido (figura1). (1,2,4). Requiere el uso del Argón (Ar) que es un gas noble, por lo cual es no-tóxico, inoloro y sin sabor que está presente en el aire en un porcentaje de 0,93vol%(2), durante su uso se recomienda mantener el flujo lo más bajo posible e iniciar con 0,5L/min. (4)

Figura 1. Transferencia de energía del CPA al tejido con gas ionizado. HF: unidad electroquirúrgica; IHF: alta frecuencia electroquirúrgica; UHF: voltaje de alta frecuencia. D: distancia entre electrodo y el tejido diana; Ar: argón; NE: área del paciente. Fuente: ERBE USA Incorporated Surgical Systems. (2)

Lo anteriormente descrito, permite el manejo de regiones de difícil acceso para tratamientos, brindando ventajas para procedimientos por vía endoscópica (figura2). Permitiendo tener acción sobre los tejidos de forma axial, perpendicular y de circunferencia. (2,4)

Figura 2. Aplicación del plasma Argón. Luz azul: gas Argón; amarillo: energía del plasma Argón. Fuente: ERBE USA Incorporated Surgical Systems. (2)

Hay diferentes tipos de CPA dentro de los cuales se encuentran el forzado, el pulsado, preciso. Los efectos del CPA sobre el tejido durante la aplicación están dados por agresión térmica así (figura3):(2)

  • Hipertermia.
  • Desvitalización.
  • Coagulación.
  • Desecación.
  • Carbonización.
  • Vaporización.

La clave del manejo y aplicación del plasma Argón está en limitar la profundidad del “daño” térmico en el tejido diana, por ello se debe evitar la carbonización.

Figura 3. Aplicación térmica de CPA. Fuente: ERBE USA Incorporated Surgical Systems. (2)

Los factores que influencian el efecto en el tejido son la duración de la aplicación del CPA, el poder o temperatura aplicada y la distancia del tejido.

Se ha utilizado el CPA para la desvitalización para los remanentes de adenomas o después de polipectomías, para remover áreas precancerosas con esófago de Barret, como ablación para pequeños tumores o los márgenes posteriores a resecciones endoscópicas, para el tratamiento del divertículo de Zenker, en el tratamiento de lesiones hemorrágicas (arteriales o venenosas) activas o crónicas del tracto gastrointestinal, para mejorar la sintomatología y episodios hemorrágicos productos de proctitis por radiación, malformaciones vasculares. (1,2)

Las ventajas de la terapia con plasma Argón son:(4)(5)

  • Es un tratamiento rápido, efectivo y seguro.
  • Precisión en la terapia (axial, radial, retrógrado).
  • Mejor recuperación de las áreas tratadas por la mínima carbonización.
  • Profundidad limitada (0,5-3,0 mm).
  • Mejor visibilidad por la no producción de humo durante el procedimiento.
  • No es un procedimiento de contacto.
  • Puede utilizarse en presencia de prótesis metálicas.
  • Menos costoso que la terapia con láser.

Ámbito de aplicación

En el Instituto se adoptan las indicaciones descritas en la literatura.

Indicaciones de coagulación con plasma Argón: (3)(4)(5)

  • Ablación de la displasia de esófago de Barret.
  • Hemostasia de lesiones vasculares (ectasia vascular antral gástrica (GAVE), proctitis por radiación, angiodisplasia sangrante, lesión de Dieulafoy)(6).
  • Coagulación de sangrado post-polipectomía.
  • Ablación crecimiento tumoral a través de stents metálicos esofágicos.
  • Hemostasia en lesión tumoral sangrante.
  • Pólipos (remanentes o micropólipos).
  • Hemorragia digestiva alta (úlceras sangrantes).
  • Cáncer gástrico (cuando hay imposibilidad de tratamiento quirúrgico).

Población objeto

Todo paciente que acuda al Instituto con alguna de las patologías que hacen parte de las indicaciones para el procedimiento y que no presente contraindicaciones para el mismo.

Generalidades / Precauciones

La mayoría de las complicaciones son raras (menor del 1%), leves y temporales, pues gran parte de estas son dadas por las comorbilidades de los pacientes que requieren de este procedimiento. (3)

Se puede presentar dolor (disconfort, pirosis, dolor en el pecho, disconfort retroesternal), otros pueden ser odinofagia, esofagitis e incluso fiebre; los anteriores son los más frecuentes, estando presentes en el 77% de los casos. (3) Principalmente dado por la dilatación excesiva del área asociado a contracción de la pared muscular del esófago, por ejemplo.

Seguidos por la estenosis esofágica, espasmos y disfagia que se pueden presentar en el 15% de los casos de CPA, resultantes de una estimulación neuromuscular, de rápida resolución. (2,3)

Los eventos adversos de moderado a severo se presentan aproximadamente en el 5%(3) de los casos, en los que se observa ulceración, sangrado o enfisema, que es una colección de gas Argón en el área del tejido tratado, es autolimitado y se resuelve aplicando presión con el endoscopio. (2)

Las complicaciones de mayor severidad son la explosión o combustión y la perforación, por ello la importancia de una preparación adecuada al procedimiento para disminuir los riesgos; en caso de presentarse este evento se tomarán las medidas necesarias para mitigar el daño, sea con tratamiento por vía endoscópica o quirúrgica.(2)

La mortalidad secundaria a este procedimiento es casi nula(5,7), en varios estudios es menor a un 1%, sin olvidar los casos dados a causa de las comorbilidades de los pacientes.(3)

Este riesgo será dado a conocer por el médico gastroenterólogo y en el consentimiento informado a todo paciente que vaya a ser llevado a este procedimiento.

Procedimiento

La preparación para la CPA se encuentra sujeta a los requerimientos necesarios para la esofagogastroduodenoscopia o para la colonoscopia o, según corresponda.